1.1-La fotografía,documento incuestionable

Con el nacimiento de la fotografía el mundo comenzó a registrarse, las imágenes de lugares lejanos, de los últimos descubrimientos o de los logros de la arquitectura o la ingeniería se hicieron cada vez más frecuentes, siendo, incluso, el único papel legítimo que se le podía adjudicar a la fotografía según teóricos y críticos del momento expresado por autores como Lady Elisabeth Eastlake o Charles Baudelaire.  

Andreas Feiniger, “El Reportero”, 1955. Life Magazine, Nueva York
Tim Nidal sitúa en el aguafuerte “Yo lo vi”, de la serie Los desastres de la Guerra de Goya, un antecedente del fotorreportaje moderno. El artista español muestra una escena de horror, de la huida durante el avance de las tropas francesas durante la Guerra de Independencia, y jutno a su manera dramática de retratar el instante quiere además dejar clara la intencionalidad objetiva de la escena: “Yo lo vi”

La fotografía sustituyó de forma irremediable a los anteriores métodos de resgistro documental y, a los pocos años de su descubrimiento y generalización, ya comenzó a realizarse una distinción entre las “imágenes documentales” y las denominadas “artísticas”. En 1860, según Newhall, Cornelius Jabez Hughes hablaba de “fotografía mecánica” para distinguir este enfoque de otros fotógrafos cuyas preocupaciones iban más allá de los conceptos comerciales. Es decir, los trabajos del fotógrafo del siglo XIX llevaban todo un complejo proceso de elaboración, series numeradas, imágenes que se repetían una y otra vez hasta conseguir el efecto intencionado, la creación de ciertas escenografías frente a las tomas más rápidas, con una composición e incluso un proceso de revelado poco cuidado, de los “fotógrafos mecánicos”.

 

 

Este tipo de trabajos más ágiles y comerciales enlazan la cualidad de inmediatez que posee el medio fotográfico, que unido a la curiosidad decimonónica, dará lugar a otro tipo de fotógrafos: los reportajes gráficos. La palabra reportero fue introducida del inglés en la lengua francesa por Stendhal y definía los periodistas encargados de reunir las informaciones en el lugar mismo de los hechos. Etimológicamente, la palabra report procede del latín reportare. Este término comenzó a utilizarse como sinónimo del trabajo periodístico durante la Guerra de Secesión norteamericana, momento de efervescencia de nuevos medios de comunicación como el telégrafo, que permitían transmitir la información rápidamente. Cabe insistir en que el género siempre ha estado estrechamente vinculado a las innovaciones tecnológicas.

Heredero de la crónica, género tradicional del periodismo, el reportaje se caracterizó por el relato mucho más vivo y directo de los sucesos, en tiempo prácticamente real, al que los nuevos medios gráficos vinieron a complementar en impacto y popularidad.

Aunque en castellano esta palabra no define exclusivamente a los fotógrafos de noticias, en la actualidad es mas frecuente la denominación de periodista gráfico o de fotoperiodista. Con el tiempo, el mejor reportero se convirtió en el primero en llegar al lugar de los hechos u en transmitir la información a su periódico, pero antes de establecerse este tipo de colaboraciones ya e habían tomado fotografías de carácter informativo.

La fotografía de noticias vino a sustituir en popularidad a la pintura de historia, de acontecimientos históricos, al igual que había sucedido con el retrato. Pero su principal éxito radicó en que, a diferencia del artista que pinta una batalla y hace una interpretación de la escena, el fotógrafo realiza un fiel reflejo. Aunque a priori ésta podría considerada una máxima, el fotoperiodismo no debe estar ingenuamente considerado, pues la objetividad de la cámara no está exenta de la parcialidad de determinar qué es exactamente lo que cabe dentro del encuadre o de una serie fotográfica.

La evolución del reportaje y su uso se verán influidos por la técnica, la sociedad u la política. Desde los inicios en el siglo XIX de hechos aislados y posteriormente de los primeros conflictos bélicos, el reportaje moderno, tal y como lo conocemos hoy día, comenzaría en la Alemania del periodo de entreguerras, momento en el que se convierte en documento fundamental e incuestionable de información, documentación, propaganda, denuncia e, incluso, de creación artística. A partir de entonces, este género se ha ido ubicando bajo esas líneas interpretativas, cuyos límites han sido, como se verá, muy estrechos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: