2.6-Otros conflictos hasta 1900

A lo largo del último tercio del siglo XIX se sucedieron los conflictos bélicos con reivindicaciones territoriales o económicas. En la mayoría de los casos, los testimonios fotográficos que han llegado hasta nosotros se deben al trabajo de los miembros de los distintos ejércitos, fotografías anónimas, con un claro valor testimonial, pero de escasa calidad técnica.

En los conflictos, además de contar con testimonios anónimos, hubo un interés profesional, como en la Guerra Ruso-Turca o en la rebelión Boxer.

Los enfrentamientos entre los imperios otomano y ruso eran ya seculares. Entre 1887 y 1878, los orígenes del conflicto radicaron en las pretensiones rusas por ganar su propia vía de acceso al mar Mediterráneo, así como en la liberación de los pueblos búlgaro y serbio, de tradición ortodoxa, frente al dominio musulmán de los turcos.

Entre los fotógrafos que recogieron imágenes del conflicto se encuentran Dimitri Nikitin, Vladimir Barkanov y Dimitri Jermakov, todos oriundos de Georgia, que realizaron su trabajo como fotógrafos oficiales del ejército. Sus datos biográficos son escasos. Nikitin aprendió el oficio en Tiflis, centro artístico de la región. Barkanov figura como miembro de la Société française de Photographie entre 1870 y 1875, siendo la ciudad de Kutaisi el lugar de trabajo que consta en los archivos. Expuso en París, Viena y tuvo un reconocido estudio, equipado al modo europeo, en Tiflis. Cubrió el conflicto ruso-japonés en el frente del Cáucaso y sus fotografías se conservan en el Museo de Tbilisi.

De los tres, el más célebre y conocido es Dimitri Jermakov, cuyo trabajo tuvo un importante reconocimiento en su época por su perfección técnica. Especializado en temas de etnografía y arqueología, colaboraba con el periódico Kaukaz. Tras el conflicto, funda su propio estudio en Tiflis, aunque sus viajes en expediciones científicas serán constantes hasta su muerte.

Las imágenes tomadas por estos tres profesionales fueron publicadas en forma de fotografías en la prensa rusa de la época, pero no ha quedado muestra de ellas en las hemerotecas. Las fotografías conservadas reflejan fundamentalmente el frente del Cáucaso y la vida militar.

La rebelión Boxer surgió en China como repulsa a la presencia y enorme influencia extranjera en el país.

Entre los testimonios fotográficos destaca el trabajo realizado por tres norteamericanos. De Theodore E.Peiser, fotógrafo activo en Washington entre 1880 y 1907, apenas se tiene información biográfica. Recogió tempranas imágenes de los pioneros en Seattle y de la expedición militar norteamericana a China. Lamentablemente, perdió parte de su trabajo durante el incendio que asoló la ciudad en junio de 1889. Algunos de sus trabajos en China aún se conservan en los archivos de la Universidad de Washington.

James Ricalton, conocido explorador, inventor y fotógrafo del cambio se siglo norteamericano, además de profesor fue un viajero infatigable durante sus descansos veraniegos. Como fotógrafo dejó un legado de más de 100.000 imágenes, la mayoría de ellas estereoscópicas. Colaborador de Thomas Edison desde 1888, para él realizaría varias pruebas de películas, como durante la visita al zar Nicolás II a París. En 1896 realizó su primer viaje a Shanghái, tomando varias fotografías y rodando una película en los jardines Hsu.

Desde 1891 trabajó para la firma especializada en vistas estereoscópicas underwood & Underwood , cubriendo como enviado especial de la firma la rebelión Boxer. A partir de 1900, realizó múltiples viajes por el mundo, cubriendo, además el conflicto ruso-japonés, así como la coronación de Eduardo VII como emperador de la India.

AL trabajo de estos dos fotógrafos profesionales hay que añadir el de Robert Henry Chandless, intermediario comercial y fotógrafo amateur. Chandless llegó a Shanghái, procedente de Nueva York, en torno a 1900, como representante de una firma de importación y exportación. Su trabajo como aficionado es relevante y muestra un fascinante retrato de la China del cambio de siglo. Además de vistas turísticas de Pekín y Tientsin, realizó un compendio documental sobre las delegaciones extranjeras en la capital, así como de las residencias del personal británico y sus modos de vida. Las imágenes sobre la rebelión Boxer se centran en la liberación de las delegaciones sitiadas en Pekín.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: