Newton: el arte de la perversión

Perversión estilizada

El dueño de la revista no se lo podía creer. “¿Qué hacen esas mujeres masturbándose en mi revista, ahí tiradas en el suelo, mientras símbolos fálicos explotan tras las ventanas?”. Era 1966, y al propietario de la revista ‘Queen’ no le gustaron nada las fotografías que le presentó aquel descarado fotógrafo australiano de acento alemán. Helmut Newton (Berlín, 1920-Los Ángeles, 2004) está considerado hoy como uno de los mayores –si no el mayor- retratistas del denudo femenino del siglo XX. Pero en los años sesenta era tan sólo un transgresor algo arisco que escandalizaba a las feministas. ¿Por qué? Porque adoraba el cuerpo femenino. Lo retrataba idealizado. Sus mujeres son amazonas de semblante germánico. Sofisticadas e inalcanzables. Subidas en tacones de aguja y enmarcadas en unos escenarios oníricos, tal como se puede apreciar en la veintena de instantáneas que se exponen hasta el 29 de noviembre en la galería La Fábrica, en Madrid

 

Onirismo sofisticado

 

“Mis fotos no son arte”

Él fue uno de los grandes renovadores de la fotografía del siglo XX, en la línea de Man Ray y Brassaï, pero forzando los límites. Aun así, Newton siempre fue reticente a considerarse un artista. “La fotografía que hacen algunos sí es arte”, indicó una vez, “Pero las mías no. Yo tan sólo soy una ‘pistola de alquiler’”. Junto al protagonismo de sus mujeres distantes, cobraban gran protagonismo los escenarios, que Newton disponía cuidadosamente. Parecían extraídos de una película de espías, quizá de una de James Bond, con todo su lujo y sofisticación. La sensación que transmitían, sin embargo, eran de una irrealidad inquietante, como de sueño. Esas composiciones fueron las que le llevaron a ser incluido en el arte surrealista, junto a Delvaux y Magritte, por novelistas como J. G. Ballard, autor de ‘Crash’.

“Todo está en la cabeza”

La sensación que transmitían, sin embargo, eran de una irrealidad inquietante, como de sueño. Esas composiciones fueron las que le llevaron a ser incluido en el arte surrealista, junto a Delvaux y Magritte, por novelistas como J. G. Ballard, autor de ‘Crash’. Quién sabe si esos escenarios inquietantes remiten al bullicioso Berlín de entreguerras, el de la República de Weimar, en el que se crió el joven Newton (nacido Neustädter). De allí surgió el expresionismo y allí irrumpió también la militarización que impuso el ascendente Partido Nazi. El auge del nacionalsocialismo obligó a huir al joven Newton hacia Australia, donde se nacionalizó. Pero con toda probabilidad aquellos recuerdos de infancia permanecieron en el algún lugar de sus recuerdos. “No lo olvides, todo lo que ocurre está en la cabeza”, sentenció una vez, al discutir sobre la novela ‘Historia de un sueño’, de Arthur Schnitzler

El retratista de la alta costura

En Australia conoció a la que sería su mujer, la actriz June Brunell y abrió un estudio fotográfico. A finales de los 50 se traslada a Francia y en 1961 comienza a colaborar con ‘Vogue Francia’, a la que siguieron ‘Vogue USA’, ‘Playboy’, ‘Elle’ y ‘Marie Claire’, revistas en las que coincidió con fotógrafos como Herb Ritts, Irving Penn y Richard Avedon. Newton colaboró de forma muy estrecha con el diseñador Yves Saint Laurent. Ante su lente pasaron modelos como Veroushka, Jerry Hall, Claudia Schiffer, Naomi Campbell y famosos como Elizabeth Taylor, Charlotte Rampling, Paloma Picasso, David Lynch, Isabella Rossellini y Madonna, entre otras. Helmut Newton falleció en Los Ángeles en un accidente de automóvil en 2004, tras sufrir un paro cardiaco al volante

 

el pais.com

Anuncios

~ por Elliot en octubre 30, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: